Que el camino vaya a tu encuentro.

Que el viento sople por tu espalda.

Que la lluvia se pose suavemente sobre tus hombros.

Y que Dios te sostenga en la palma de su mano.

Leave a Comment